Patología geotécnica

A lo largo de los años, GEOSUPORT ha acumulado una significativa experiencia en la realización de estudios geotécnicos cuya finalidad ha sido determinar las causas responsables de la aparición de daños en una edificación o una infraestructura, cuando los procesos responsables se atribuyen al comportamiento del terreno.

En sentido estricto, se entiende por patología del terreno a la disciplina que versa sobre el conocimiento de los procesos desarrollados por el suelo, y que perjudican una obra (las más de las veces de forma imprevista). Una acepción más amplia identifica el término patología con el propio daño causado a la obra.

De entre los procesos más comunes que pueden conducir a una merma de la seguridad de la obra, o bien a un problema de funcionalidad de la misma, y que tienen relación con el comportamiento del terreno, cabe destacar los siguientes:

– Deformaciones (asientos) de suelos más compresibles de lo esperado.

– Agotamiento de la capacidad resistente del

subsuelo causada por la solicitación del cimiento (falla generalizada o local.)

– Fenómenos de inestabilidad de taludes.

– Empujes sobre estructuras de contención superiores a los admisibles.

– Variaciones de volumen o del estado de tensiones del suelo provocadas por cambios de humedad (expansividad, colapso.)

– Acceso imprevisto de aguas subterráneas a la obra (humedades, inundación…)

– Fenómenos producidos por la dinámica de las aguas subterráneas (subpresiones, empujes, arrastre de finos.)

– Degradación del material de la estructura en contacto con el terreno, provocada por agentes químicos agresivos presentes en el suelo.

La resolución de un problema geotécnico asociado a una patología del terreno requiere de una aproximación metodológica que difiere en gran medida de la linea procedimental que es usual en la elaboración de estudios geotécnicos convencionales (cuyo objeto es el proyecto de la obra.) Es imprescindible aproximarse al caso con ausencia de ideas preconcebidas (y menos aún de soluciones prefijadas), llevar a cabo un análisis que incluya tanto el estudio del terreno como el de la propia obra, y proceder de forma deductiva (más que predictiva) a establecer una relación de causa y efecto entre las acciones de la obra al terreno y viceversa.

En el ámbito docente, GEOSUPORT colabora de forma activa y desde sus inicios con el Posgrado de Patología y Estudio Estructural de Construcciones Existentes, impartido por el CAATEEB.